Print Friendly and PDF

Actores del sector privado nacional

Las partes interesadas del sector privado tienen un interés financiero directo en un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA) y desempeñan un papel principal en su implementación. Las partes interesadas del sector privado incluyen:

  • empresas madereras,
  • trabajadores de la madera a escala pequeña y familiar,
  • empresas forestales pequeñas y medianas,
  • comerciantes,
  • grandes compañías que transportan, procesan o exportan madera.

La diversidad de partes interesadas del sector privado en términos de tamaño, poder y posición en la cadena de valor significa que los grupos son complejos y no siempre empujan en la misma dirección. En algunos contextos, las partes interesadas del sector privado pueden impulsar un proceso AVA, pero en otras, pueden oponerse a él, especialmente al principio. La oposición puede deberse a que las partes interesadas no comprenden el AVA, o se benefician de tratos informales, práctica que la mayor visibilidad y control resultantes de un AVA pondría en peligro.

Las partes interesadas del sector privado pueden ser difíciles de reunir, de igual modo que puede resultar difícil mantener su participación, especialmente durante las largas negociaciones de un AVA, y aquí la participación en reuniones largas tiene costos empresariales directos.

Intereses del sector privado

El sector privado es un grupo grande y diverso de partes interesadas que incluye empresas pequeñas y grandes con intereses variados —y a veces en conflicto—, y con diferentes tipos de relaciones con el gobierno.

Entre las preocupaciones del sector privado está la complejidad y los costos de cumplir con un sistema para asegurar la legalidad de la madera. Por ejemplo, aunque los exportadores pueden celebrar la garantía de que la madera con licencia de FLEGT entrará en el mercado de la UE sin obstáculos, otras empresas y personas que operan más arriba en la cadena de suministro pueden asimilar el cumplimiento del AVA a costos de transacción más altos.

Muchas empresas del sector privado están interesadas en el potencial de los AVA para igualar el terreno de juego al asegurar que todas las empresas sean sometidas a las mismas leyes. Un terreno de juego igualado eliminaría la competencia desleal de la madera ilegal más barata. Al mismo tiempo, otros actores del sector privado pueden oponerse a los esfuerzos de reforzar la aplicación de la ley porque ellos se benefician de la tala ilegal.

Organización e influencia

Un sistema para verificar la legalidad de la madera no puede ser efectivo si no se involucra el sector privado. Por lo tanto, la participación del sector privado en un proceso AVA multipartito es crucial para la credibilidad y viabilidad de un AVA. A todas las partes interesadas del sector privado de la industria maderera les interesa participar en un proceso AVA.

Sin embargo, el sector privado enfrenta desafíos al participar en un proceso AVA. Los desafíos incluyen la cantidad de tiempo dedicada a participar. A los pequeños productores en particular les puede suponer un esfuerzo tener voz en los procesos AVA porque carecen de recursos, información e influencia. A menudo, las asociaciones de pequeños productores están ausentes del proceso o escasamente organizadas. El acceso a la información varía enormemente. Muchas partes interesadas del sector privado simplemente desconocen por qué deberían participar en un proceso AVA.

Además, es posible que algunos operadores pequeños, como los motosierristas con las industrias familiares, carezcan del estatus legal que les permite operar. Puede ser difícil lograr la participación de estas pequeñas empresas en las discusiones del AVA porque son numerosas, mal organizadas y dispersas. Aun así, son partes interesadas importantes, que juntas tienen un gran impacto en el sector forestal y, en particular, en los mercados nacionales.

El estatus legal incierto de muchos pequeños madereros les dificulta acceder a los recursos de forma legal, priva a los gobiernos de ingresos fiscales y amenaza con socavar los esfuerzos para mejorar la gobernanza. Véase el recuadro «Los motosierristas ilegales de Ghana que quieren ser legales».

En cambio, los operadores a gran escala pueden tener gran influencia política. Ellos pueden bloquear el proceso AVA si sienten que va contra sus intereses, o promover aspectos del AVA que favorezcan a sus empresas.

Intervención de los participantes a pequeña escala

En los primeros procesos AVA, la representación de participantes del sector privado a pequeña escala fue escasa. En Ghana, por ejemplo, los dos escaños del sector privado en el comité de dirección nacional fueron para representantes de la Ghana Timber Millers Organization, cuyos miembros son aserraderos grandes y de alta tecnología. La Ghana Timber Association, cuyos miembros se dedican a operaciones de tala y aserrado a pequeña y mediana escala, no tuvo representante en el comité.

En los procesos AVA actualmente en curso, el apoyo se dirige a grupos más pequeños del sector privado para animarles a que participen. En el caso de Vietnam, ha habido un gran impulso para involucrar a los artesanos de la madera y conseguir que vayan a las reuniones. En Camerún e Indonesia, las organizaciones de apoyo han trabajado con empresas pequeñas y medianas para ayudarles a entender los requisitos de un sistema para asegurar la legalidad de la madera y las exigencias del mercado de la UE en lo que respecta a la madera legal.

Representación en los procesos AVA

  • En los procesos AVA en la República Centroafricana y la República del Congo, tanto las empresas internacionales como las empresas nacionales más pequeñas estuvieron representadas por personas que trasladaron la información a sus representados.
  • En Camerún, los representantes de tres sindicatos desempeñaron este papel.
  • En las negociaciones del AVA en Tailandia, el sector privado tiene una voz poderosa y ha redactado documentos de posición para presentar su punto de vista.

Los fabricantes de muebles indonesios

Para muchas pequeñas empresas en el sector indonesio de fabricación de muebles, las implicaciones del sistema para asegurar la legalidad de la madera solo quedaron claras después de que terminaran las negociaciones del AVA y la implementación estaba bien avanzada. Por consiguiente, las pequeñas empresas del sector presionaron al gobierno para que los requisitos fueran menos estrictos y tener más tiempo para cumplirlos. Como resultado, en 2014, el gobierno revisó el sistema para asegurar la legalidad de la madera, introduciendo un procedimiento llamado la Declaración de Conformidad del Proveedor que facilita el cumplimiento a los pequeños productores que operan en tierras privadas y a los comerciantes que trabajan con madera producida por pequeños propietarios y productores.

Los motosierristas ilegales de Ghana que quieren ser legales

Los AVA suponen desafíos para los pequeños madereros de Ghana. En virtud de la legislación actual, los madereros operan ilegalmente. Un cumplimiento estricto de la ley de acuerdo con un AVA podría penalizar desproporcionadamente a estos pequeños madereros de ingresos reducidos. Por ello, les puede interesar participar en un proceso AVA para ejercer presión en busca de reformas que descriminalizarían sus actividades.

En Ghana, los motosierristas producen más del 80% de toda la madera, toda ella ilegal. Los 100 000 motosierristas sustentan hasta a un millón de personas y su contribución a las economías locales es vital. Los madereros dijeron que su manera de cosechar madera es más eficaz y sostenible que la de la industria aserradora legal.

La Domestic Lumber Trade Association es un sindicato que representa a 25 000 comerciantes nacionales de madera, operadores de máquinas para fabricar tableros, operadores con motosierra y transportistas. El sindicato está presionando al gobierno para que levante la prohibición de la tala con motosierra y en su lugar otorgue permisos oficiales para controlar la actividad. Sin embargo, el gobierno quiere animar a los madereros a que dejen de utilizar motosierras y cambien a formas legales de aserrado de baja tecnología, como con los aserraderos transportables.

El AVA de Ghana exige que toda la madera sea legal, incluida la madera producida para el mercado nacional. Pero con tanta madera cortada ilegalmente con motosierras, existe el riesgo de que alguna pueda entrar en la cadena de suministro para la exportación y socavar el AVA.

«Estamos mirando el AVA para ayudar», afirma Patrick Agyei, secretario de la región oriental del sindicato. «Mientras seamos ilegales, el estado del AVA es inseguro. Hemos estado en Liberia, donde está legalizado, y en Guyana, donde los bosques han sido entregados a las comunidades. Eso es lo que queremos».

Fuentes: Pearce, F. 2012. Forest Stands: How New EU Trade Laws Help Countries Protect Both Forests and Peoples. FERN, Bruselas, Bélgica. 24 pp. [Descargar PDF]; Ghana News Agency. 2012. DOLTA calls on government to expedite action on VPA. 22 de septiembre de 2012. [Leer en Internet]; GhanaWeb. 2014. Illegal chainsaw operators make $200m annually. 24 de julio de 2014 [Leer en Internet]

 

¿Faltan partes interesadas? Transformadores a pequeña escala y proveedores nacionales

Aunque los AVA son acuerdos bilaterales entre un país socio y la UE, cinco de los seis AVA acordados hasta la fecha no solo cubren las exportaciones, sino también los mercados nacionales. Esto significa que a los trabajadores de la madera, artesanos y otros transformadores a pequeña escala que utilizan sus manos para producir objetos decorativos, muebles y otros productos derivados de la madera, también les incumbe un AVA incluso aunque ellos no exporten sus productos.

Sin embargo, este grupo de interesados ha estado ausente en la mayoría de los procesos de negociación de un AVA concluidos hasta la fecha. Las partes interesadas de este grupo suelen luchar para involucrarse en el proceso de un AVA, pero podrían enfrentarse a impactos desproporcionados. Estos grupos pueden merecer especial atención en futuros procesos AVA para asegurar que participen, bien como representantes de la sociedad civil del sector privado.

Muchas pequeñas empresas y las asociaciones que representan sus intereses están preocupadas por los efectos que un AVA podría tener sobre sus medios de vida. Por ejemplo, el secretario general de la Asociación de Productos forestales y de Madera de Vietnam predijo en un artículo de prensa publicado en julio de 2014 que muchos fabricantes de muebles a pequeña escala podrían ir a la quiebra debido a los estrictos requisitos del AVA que se estaba negociando.

El representante sindical afirma que un AVA exigiría a los pequeños fabricantes de muebles demostrar la legalidad de sus productos incluso en los mercados nacionales. No obstante, los pequeños fabricantes de muebles pocas veces son capaces de confirmar el origen de la madera que transforman ya que trabajan informalmente, sin contratos ni sistemas para registrar el origen de la madera. Por consiguiente, ellos van a tener que luchar para cumplir las exigencias de un AVA.

Fuentes: Documento de trabajo en un del Centro FLEGT sobre la participación de las partes interesadas; y Dung, T. 2014. Furniture villages face bankruptcy due to FLEGT VPA. The Saigon Times. 11 de julio de 2014. [Leer en Internet]

Más información

Enlaces externos

Capacity4Development. 2013. Civil Society Shares Their Experience of the VPA Process at FLEGT Week 2013. [Leer en Internet]

Jeffree, M. 2014. FLEGT forest power to the people. Timber Trades Journal Online. Octubre de 2014: 48–49.

Pearce, F. 2012. Forest Stands: How New EU Trade Laws Help Countries Protect Both Forests and Peoples. FERN. 24 pp. [Descargar PDF




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016