Print Friendly and PDF

Fase de prenegociación de un AVA

Durante la fase de prenegociación  de un proceso de Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA), un país exportador de madera y la UE estudian las oportunidades y desafíos de participar en el proceso y deciden si iniciar o no las negociaciones. Cada país cuenta con sus propios enfoques y estructuras para tomar una decisión, que pueden comprender:

  • obtener y compartir información,
  • analizar el sector forestal, las estructuras y las partes directamente involucradas o con interés en el sector,
  • concienciar a las partes interesadas,
  • deliberar dentro y entre los grupos de partes interesadas sobre temas prioritarios que podrían ayudar a abordar un AVA,
  • evaluar los posibles beneficios y consecuencias de participar en un AVA,
  • prepararse para las negociaciones.

La duración de la fase de prenegociación varía de un país a otro. En Ghana, las actividades de concienciación comenzaron en febrero de 2005. Un taller de ámbito nacional celebrado en mayo de 2005 terminó con un amplio consenso entre los interesados para seguir adelante. El Gobierno de Ghana notificó formalmente a la UE su deseo de iniciar las negociaciones en diciembre de 2006.

Información y concienciación

Los países tropicales productores y exportadores de madera han tenido oportunidades de conocer el Plan de Acción de la iniciativa de Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT) de la Unión Europea desde 2003. Los países exportadores interesados en un AVA pueden solicitar información a la UE. La UE, Estados miembros de la UE, facilitadores de FLEGT, el Centro FLEGT de la UE, organizaciones no gubernamentales y organismos de la ONU como la FAO, facilitan información y otro tipo de apoyo para ayudar a los representantes y otros interesados del país a comprender los AVA.

Los gobiernos y los grupos de interesados en los países exportadores de madera también generan y comparten información mediante actividades como:

  • compromiso político nacional de reforzar el apoyo al proceso del AVA en diversos ministerios,
  • reuniones de concienciación,
  • análisis del sector forestal y aspectos relevantes de gobernanza, legislación y comercio, como los sistemas de cadena de custodia,
  • visitas a países con negociaciones de un AVA finalizadas o en curso para reunirse con los participantes y aprender de sus experiencias,
  • visitas a la UE para conocer los requisitos del mercado cambiante,
  • encargo de estudios, como el de costos y beneficios, de un potencial AVA o sobre los posibles impactos sociales del AVA (véase el recuadro «Estudios técnicos»),
  • participación en actividades de divulgación para aumentar la concienciación regional.

Un desafío habitual es comunicar información técnica compleja sobre un AVA en un lenguaje que resulte accesible a los interesados.

Deliberación

La decisión de un país de emprender las negociaciones de un AVA deben reflejar las necesidades de las partes interesadas. No obstante, las diferencias dentro y entre los grupos de interesados implican que estos se deben reunir primero para debatir y llegar a un consenso sobre si suscribir o no un AVA.

Por lo tanto, es crucial que las partes interesadas de todos los niveles comprendan los posibles costos y beneficios, así como lo que un AVA les supondría en la práctica. A menudo, grupos de la sociedad civil y de interesados del sector privado discuten entre ellos si un AVA les beneficiaría, antes de contrastar opiniones con representantes del gobierno.

El gobierno de un país exportador de madera es el responsable de fomentar la participación de las partes interesadas. En la mayoría de los países socios de un AVA, antes de decidir emprender negociaciones, los gobiernos han hecho esfuerzos de consultar a las partes interesadas y generar un consenso amplio sobre el valor de un AVA y los problemas a los que este podría hacer frente. Las actividades han incluido:

  • identificar, contactar e informar a las partes interesadas, quienes a continuación pueden formar plataformas nacionales u otras estructuras de representación para promover sus intereses;
  • fomentar el diálogo dentro y entre los grupos de partes interesadas sobre el AVA y sus importantes componentes;
  • celebrar talleres nacionales que permitan a los interesados identificar los desafíos que creen que podría abordar un AVA.

Las consultas pueden abrir el diálogo en temas como:

  • cómo definir la madera legal,
  • cómo hacer el seguimiento y verificar la madera legal,
  • cómo resolver conflictos.

La experiencia hasta la fecha muestra que las discusiones son beneficiosas para etapas posteriores de un proceso AVA. Si un gobierno decide emprender negociaciones con la UE, las conversaciones dentro y entre las partes interesadas nacionales continúan en la fase de negociación. Sin embargo, algunos países han tenido problemas para consultar a las partes interesadas, y esto ha afectado al avance del proceso AVA.

Estudios técnicos

Cuando los países se preparan para iniciar las negociaciones, o una vez que estas han comenzado, pueden encontrarse con que les falta información válida sobre el sector forestal y los sistemas existentes. En esos casos, los países pueden realizar o encargar estudios técnicos para llenar las lagunas de información o analizar qué aspectos de un sistema para asegurar la legalidad de la madera podrían funcionar en la práctica. Estos estudios deberían involucrar a las partes interesadas, ya que estas pueden ayudar a los gobiernos y a otros interesados:

  • a decidir si es apropiado un AVA,
  • a considerar los costos y beneficios de relacionarse directamente con la UE,
  • a comprender qué deberían hacer para diseñar e implantar sistemas que cumplan los requisitos del AVA,
  • a asegurar que las negociaciones tengan en cuenta todos los problemas.

Entre los ejemplos de estudios y actividades que han servido de base para las negociaciones están:

Camerún. Una revisión exhaustiva de la legislación, un estudio del comercio en el mercado nacional y una revisión de una observación independiente del sector forestal.

Costa de Marfil. Una evaluación participativa de la legalidad y trazabilidad de los productos forestales, que identificó problemas vinculados con cada componente del sistema para asegurar la legalidad.

Gabón. Una evaluación de los desafíos de gobernanza en el sector forestal.

Ghana. Una evaluación del impacto socioeconómico que podría tener un AVA sobre diferentes afectados según los distintos resultados posibles de las negociaciones.

Indonesia. Conversaciones con partes interesadas del gobierno, el sector privado y la sociedad civil, y talleres nacionales multipartitos, sobre el potencial de un AVA y estrategias de participación. Como resultado, Indonesia creó un punto focal de FLEGT para interactuar estrechamente con las plataformas civiles existentes. Posteriormente se llevó a cabo un estudio de mercado.

Liberia. Un análisis de los costos y beneficios de un AVA para Liberia y un estudio del sistema nacional de control de la trazabilidad de la madera en el que trabajaba Liberia.

Tailandia. Un ejercicio para identificar a actores de la sociedad civil y un estudio de flujo de la madera para identificar las fuentes de la madera, los niveles de control, las partes interesadas y las brechas que permiten que madera no verificada se introduzca en cadenas de suministro controladas.

Fuente: FAO. 2014. The Voluntary Partnership Agreement (VPA) Process in Central and West Africa: from Theory to Practice. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Roma, Italia. 58 pp. [Descargar PDF]

 

Prepararse para las negociaciones

El nivel de participación y comprensión en la fase de prenegociación afecta a etapas posteriores del proceso y a la calidad general de un AVA. Si, en esta etapa, parece ya probable que vaya a proseguirse con el AVA, interesa al gobierno y al resto de interesados prepararse para las negociaciones antes de que estas comiencen. La preparación puede incluir:

  • debates entre los interesados sobre estudios de flujos comerciales de la madera, y evaluaciones de sistemas de trazabilidad de la madera y nivel de tala ilegal;
  • analizar cómo encajaría un AVA en la legislación, sistemas y reformas existentes;
  • formar un grupo multipartito, en el que lo ideal sería que sus miembros fueran seleccionados por las propias organizaciones del sector privado y la sociedad civil.

En la mayoría de los países, el paso a negociaciones formales se ha dado rápidamente, reduciendo el tiempo y el espacio para la participación de los afectados y la creación de consenso. Esto significa que es importante que las partes interesadas se organicen ellas mismas en estructuras representativas, identifiquen prioridades y se preparen para negociar temas concretos lo más pronto posible. Si la UE confía en que un país avanza hacia la negociación de un AVA, puede fomentar programas de apoyo para ayudar a los interesados a crear plataformas y comprender los problemas de manera que estén equipados para participar en las negociaciones cuando comiencen.

Disposición para las negociaciones

La fase de prenegociación de un proceso AVA finaliza cuando el gobierno de un país exportador de madera decide que no sería apropiado un AVA o bien que desea empezar las negociaciones. En este último caso, la decisión normalmente se toma en una reunión nacional cuando todas las partes interesadas confirman su apoyo. La decisión puede adoptar la forma de una declaración escrita firmada por representantes de los grupos de partes interesadas.

En muchos países, la decisión de iniciar las negociaciones requiere la aprobación política del país. Por ejemplo, en Tailandia se requirió un mandato parlamentario y Malasia necesitó la decisión del Consejo de Estado.

Cuando el gobierno de un país exportador de madera decide que desea proceder con el AVA, escribe a la UE para explicar por qué desea iniciar las negociaciones y qué espera conseguir con un AVA. El gobierno nacional debe indicar que su decisión es consecuencia y refleja deliberaciones entre el gobierno y las partes interesadas. Además, el gobierno debe señalar los desafíos que las partes interesadas nacionales piensan que debería abordar el AVA.

Una vez que la UE recibe la confirmación del compromiso de un país, las dos partes anuncian su intención de iniciar las negociaciones del AVA. En algunos casos, solicitudes formales a la UE de países exportadores de madera para comenzar un AVA no dejaban claro que se habían mantenido conversaciones con las partes interesadas, o no identificaban objetivos del AVA. En esos casos, la UE sugirió más diálogo y reflexión nacional con el fin de prepararse para las negociaciones.

La preparación también produce demoras

La preparación puede reducir el espacio para la participación si no es abierta o no abarca una representación amplia de partes interesadas. Por ejemplo, si un gobierno elige los interesados que participarán en lugar de dejar que las partes interesadas lo decidan ellas mismas, pueden generarse tensiones que desembocan en problemas para alcanzar el consenso más adelante en el proceso.

En algunos procesos AVA, los grupos de interesados sintieron que no habían tenido voz y pidieron acciones para abordar el problema. En ciertos casos, esto ha conseguido una interpretación más amplia de las partes interesadas. En otros, lo que ha hecho es que se retiren algunos interesados.

En un país, un ejercicio de mapeo para identificar a partes interesadas en el AVA solo identificó a actores vinculados a la cadena de suministro y excluyó a otros posibles interesados. La representación de todos los intereses se convirtió en un problema durante la fase de negociación y se requirió tiempo para solucionarse. La demora se podría haber evitado si el mapeo de partes interesadas en la fase de prenegociación hubiera tenido un alcance más amplio.

Las partes interesadas también pueden prepararse demasiado. En otro país, las partes interesadas decidieron (antes de iniciar las negociaciones del AVA) elaborar un consenso multipartito sobre un estándar de legalidad basado en la experiencia con estándares de certificación de empresas. Cuando comenzaron las negociaciones, el país comunicó a la Comisión Europea lo que consideraba una definición de la legalidad casi completa.

Sin embargo, la Comisión Europea consideró que la definición no contemplaba plenamente los problemas y no aportaba claridad al sistema para asegurar la legalidad de la madera. En este caso, la preparación aumentó la experiencia en los grupos de interesados, pero condujo a una cierta mala dirección al inicio del proceso AVA.

Más información

Enlaces externos

Falconer, J. 2013. Overview of VPA processes: opportunities and challenges for projects to advance FLEGT. Presentación en la reunión de coordinación del Proyecto FLEGT. 9 de octubre de 2013, Bruselas. [Descargar presentación de PowerPoint]

FAO. 2014. The Voluntary Partnership Agreement (VPA) Process in Central and West Africa: From Theory to Practice. Food and Agriculture Organization of the United Nations. Roma, Italia. 58 pp. [Descargar PDF




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016