Print Friendly and PDF

¿Qué es un AVA?

Los Acuerdos Voluntarios de Asociación (AVA) son un componente clave del Plan de acción de la iniciativa de Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT) de la Unión Europea (FLEGT) para abordar la tala ilegal.

Cada AVA es un acuerdo comercial bilateral negociado entre la UE y un país exportador de madera que no pertenezca a la UE. Aunque las partes negocian estos AVA voluntariamente, el acuerdo pasa a ser jurídicamente vinculante cuando ambas partes lo ratifican.

Un AVA tiene como objetivo que la madera y los productos derivados de ella importados a la UE desde un país socio cumplan las leyes de dicho país.

Para lograrlo, primero el país socio debe decidir qué partes de su marco jurídico nacional utilizará para definir la legalidad a efectos del AVA. El país también debe tener, y describir en el texto y los anexos del AVA, un sistema para garantizar el cumplimiento legal y emitir licencias FLEGT a los productos legales. En la mayoría de los casos, el país se basará en los sistemas existentes para lograrlo.

Un sistema para asegurar la legalidad de la madera también debe ser sometido a una auditoría independiente para asegurarse de que funciona de acuerdo a su descripción.

Según los términos del Reglamento de la madera de la UE, los productos con licencia FLEGT pueden entrar automáticamente en el mercado de la UE. En el caso de productos de madera sin licencia FLEGT, los importadores deben llevar a cabo un proceso de diligencia debida para demostrar que son legales.

En el momento de redactarse este documento, seis países socios han suscrito un AVA con la UE: Camerún, Ghana, Indonesia, Liberia, la República Centroafricana y la República del Congo. Estos países ahora están elaborando los sistemas acordados en los AVA.

Continúan las negociaciones entre la UE y otros nueve países: Costa de Marfil, Gabón, Guyana, Honduras, Laos, Malasia, la República Democrática del Congo, Tailandia y Vietnam. Otros 11 países de África, Asia, Centroamérica y Sudamérica han expresado interés en los AVA.

¿Qué tiene de especial un AVA?

Un AVA se diferencia de un acuerdo comercial bilateral típico en varios aspectos.

Primero, aunque los que negocian el AVA son la UE y el gobierno nacional, el contenido del acuerdo se decide en el país socio mediante un proceso de consulta deliberativa que involucra a partes interesadas del gobierno, el sector privado y la sociedad civil. Esto significa, por ejemplo, que los interesados nacionales deciden cómo definir la madera legal en virtud de las leyes de ese país.

Segundo, al contrario que en la mayoría de acuerdos comerciales, las dos partes negocian con el mismo objetivo: eliminar la madera ilegal y mejorar la gobernanza forestal.

Tercero, un AVA incluye reformas jurídicas y de gobernanza en sus procesos y textos. Las reformas son las que las partes interesadas consideren necesarias para garantizar la credibilidad del AVA. Esto significa que un AVA puede mejorar la transparencia, la rendición de cuentas y la participación en la toma de decisiones.

Así, la combinación única de incentivos comerciales y reformas de la gobernanza, y su enfoque multipartito de la negociación e implementación, puede cumplir los objetivos sociales, ambientales y económicos.




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016